SONY DSC

 

¿Qué es la Mediación?

Podemos definir la Mediación como una metodología de resolución de conflictos en la que un tercero neutral e imparcial, la persona mediadora, colabora en la búsqueda de la mejor solución para las partes en conflicto. Posibilitando el arreglo de las controversias fuera de la sede judicial, evitando con ello los largos plazos del procedimiento judicial, aminorando el malestar de los implicados, y reduciendo los costes derivados de la judicialización de las divergencias entre personas.

Los ámbitos de eficacia de la Mediación como herramienta en la resolución de conflictos comprenden tanto a cuestiones de naturaleza civil como penal.

En virtud de la Ley 15/2009, de 22 de julio se accede al servicio de Mediación por medio de solicitud de las personas interesadas o por indicarlo así la Autoridad Judicial. Pueden solicitar dicho servicio las personas con capacidad y un interés legítimo en el asunto objeto de la mediación. Las personas menores de edad, si tienen uso de razón, y en cualquier caso, los mayores de doce años siempre que se cumplan los requisitos previstos en la Ley.

¿Quién o qué es un mediador?

Los mediadores son personas en posesión de título universitario oficial que complementan sus conocimientos mediante una formación específica en técnicas mediadoras que los convierten en personal experto en Mediación.

Los mediadores desarrollan un papel clave en el proceso de Mediación, pues son quienes promueven el diálogo y el entendimiento entre las personas, facilitan la llegada a acuerdos válidos y beneficiosos para las partes, y promueven las posibles soluciones.

La persona mediadora puede ser designada por las partes o nombrada por el Centro de Derecho Privado de Catalunya. Para poder ser designadas, estas personas deben estar inscritas en el Registro de mediadores del Centro de Derecho Privado de Catalunya.

¿Qué ventajas tiene la Mediación?

La Mediación propicia la resolución pacífica de los conflictos entre personas, incluso antes de iniciar un proceso judicial.

La Mediación busca ofrecer aquella solución más adecuada y satisfactoria para todas las partes. Evitando con ello dar lugar a la fórmula de vencedores y vencidos.

La Mediación permite esquivar largos y agotadores procesos judiciales. Agilizando, abaratando, y reduciendo las tensiones derivadas de los mismos.

Fomenta el diálogo entre las partes en conflicto, otorgándoles el protagonismo en el proceso de resolución de las controversias, y promoviendo la búsqueda de la solución más satisfactoria en cada caso.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *