¿Qué es?

El Arbitraje es un método de gestión de conflictos, alternativo al procedimiento judicial, por el cual las partes someten sus diferencias a la decisión de uno o varios árbitros para su resolución. El árbitro, mediante la emisión de una resolución vinculante y equivalente a las sentencias judiciales denominada laudo, dirimirá el litigio de forma privada en base a criterios de derecho o equidad.

 

Arbitraje de derecho:

En el arbitraje de derecho, la resolución adoptada por el árbitro deberá resolver el conflicto basándose en criterios jurídicos y legales. En el cual, el árbitro dictará un laudo jurídicamente argumentado y motivado que será de obligatorio cumplimiento para las partes.

Arbitraje de equidad:

En el arbitraje de equidad, la resolución adoptada por el árbitro deberá resolver el conflicto de acuerdo a su leal saber y entender. En el cual, el árbitro dictará un laudo que, sin contravenir el ordenamiento jurídico, deberá estar motivado por su sentido de lo justo.

Las partes pueden pactar que el arbitraje se realice y resuelva de acuerdo a derecho o equidad en función de su autonomía de la voluntad. Y, a falta de acuerdo en esta cuestión, la Ley de arbitraje establece que el arbitraje será siempre de derecho.

Ventajas:

Además de ofrecer las mismas garantías que un procedimiento judicial (independencia e imparcialidadde los árbitros, igualdad de las partes en el procedimiento, observancia absoluta del principio de contradicción), el procedimiento arbitral goza de:

Mayor rapidez y flexibilidad, al ser las partes del conflicto las que pueden acordar los plazos del procedimiento.

Mayor economí­a de medios al no ser preceptiva la participación de otros profesionales y por ser el laudo arbitral una vía de resolución definitiva, firme, y directamente ejecutable. Con la fuerza de la cosa juzgada.

Confidencialidad, que garantiza que solamente las partes implicadas conocerán de las cuestiones sometidas a arbitraje.

Especialidad del arbitro. Pues las partes pueden designar árbitros especialistas en la materia objeto del procedimiento arbitral.