Los métodos alternativos de resolución de conflictos.

Los métodos alternativos de resolución de conflictos (Alternative Dispute Resolution o ADR, por sus siglas en inglés) son procedimientos que hacen posible que las partes de un conflicto puedan solucionar sus desavenencias sin necesidad de acudir a los Tribunales.

Se trata de métodos basados ​​en la autonomía de la voluntad en los que las partes se apoyan en la intervención de un tercero experto que resuelve la controversia (Arbitraje), o que les ayuda en la búsqueda de soluciones (Mediación), ofreciendo una serie de ventajas frente la judicialización siempre que el conflicto tenga por objeto derechos y bienes disponibles para las partes.

La mediación resulta especialmente adecuada en conflictos familiares, en comunidades de vecinos y propietarios, en el ámbito escolar, el ámbito empresarial y laboral, y en organizaciones de todo tipo.
Asimismo, el arbitraje será adecuado cuando se trate de litigios en materia de obligaciones, derechos patrimoniales, derechos reales, personales y sucesorios. Siendo especialmente apreciado en el ámbito mercantil, tanto desde la perspectiva del empresario, como desde el punto de vista de los consumidores.

Los métodos alternativos de resolución de conflictos nos ofrecen:

Más rapidez y flexibilidad, ya que son los propios interesados ​​los que marcan los plazos y deciden la manera en la que se desarrollará el procedimiento de resolución.

Menor coste económico, ya que no es preceptiva la participación de más profesionales que el mediador o árbitro, reduciendo los costes de forma notable (si bien, en función de la complejidad del caso, es recomendable el asesoramiento jurídico).
Más respeto por la privacidad de las partes, ya que las diferencias se pueden resolver en un ámbito reservado y al amparo del principio de confidencialidad.
En cuanto a resolución del conflicto, tanto si hemos optado por la mediación como si hemos decidido someter la cuestión a arbitraje, podremos obtener resultados homologables a los de una sentencia judicial firme, mediante la protocolización ante notario y la homologación judicial si nos referimos a los acuerdos de mediación, o mediante el laudo arbitral que pone fin al litigio con efectos de cosa juzgada.
En Casas Advocats somos especialistas en métodos alternativos de resolución de conflictos.

 

 

2 Comentarios

  1. ¡Què bueno! Aplastantes motivos. Manten este nivel es un blog fantastico. Tengo que leer màs posts como este.

    Saludos

    1. Gracias por leernos y por tus amables palabras.

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[instagram-feed]